Boteprote
902 181 209
de 11 a 14h y de 17 a 20h

DESTACADOS

Vitaminas y minerales » Calcio

El calcio es un mineral vital para mantener fuertes tanto nuestros huesos como nuestro dientes. Concretamente en épocas de crecimiento, cuando hay un esfuerzo físico o cuando la mujer esta en la etapa de la menopausia, embarazo o lactancia.

Más Información

Calcio

Mostrar:  

¿Qué es el calcio?

El Calcio está en el grupo de los macrominerales ya que necesitamos más de 100 mg diarios y además este mineral es el que con mayor abundancia encontramos en nuestro organismo.

Casi la totalidad del calcio (99%) forma parte de las estructuras de los huesos y en los dientes, el resto lo encontramos en la sangre y en los líquidos extra-celulares.

¿Cuáles son las funciones del Calcio?

Las más importantes entre muchas podrían ser estas 4:

  • Función estructural: Es esencial para la formación y regeneración del tejido óseo.
  • Función transmisora: Involucrado en la correcta transmisión de señales nerviosas y en la regulación de los latidos del corazón.
  • Función reguladora: Participa en la correcta permeabilidad de las membranas.
  • Función muscular y digestiva: Este mineral es vital para obtener un óptimo tono muscular, además de intervenir en la correcta funcionalidad de las enzimas digestivas.

¿Qué efectos a nivel fisiológico nos produce el calcio?

  • Es vital para tener unos huesos fuertes y unos dientes sanos.
  • Mejora la densidad osea junto con las vitaminas D3 y K2.
  • Esencial en el óptimo funcionamiento de la estructura muscular.
  • Es vital su papel en la contracción muscular.
  • Mejora y mantiene un normal funcionamiento de las enzimas digestivas.
  • Está involucrado en el metabolismo energético.
  • Relacionado con la transmisión de las señales entre las células nerviosas.
  • Función imprescindible en cuanto a la división celular.
  • Involucrado en la coagulación normal de la sangre.

¿Qué alimentos contienen calcio?

Alimentos que contienen Calcio
Origen Animal Origen Vegetal
Leche y derivados, Atún, Sardinas, Anchoas, Pulpo, Gambas, Almejas, mejillones Avellanas, nueces, semillas de girasol, Higos, ciruelas, dátiles, semillas de soja, sésamo, lino, chía, lentejas, garbanzos y judías

El agua mineral también es una fuente de calcio. Cabe señalar que el calcio procedente de los vegetales no tiene la misma absorción si lo comparamos con el que procede de la leche o los suplementos deportivos.

Además, estos últimos (suplementos de calcio) son una excelente opción para todas aquellas personas que tienen algún tipo de alergia a la leche o son intolerantes a la lactosa ya que posiblemente puedan tener alguna deficiencia de este mineral.

Como hemos visto, no podemos tener un déficit de calcio porque es vital para la salud de los huesos, estructura muscular, sistema nervioso y producción de determinadas hormonas.

¿Cuáles son las causas de un déficit de Calcio?

  • Osteoporosis.
  • Osteomalacia.
  • Facilidad de fractras en los huesos o deformidad.
  • Raquitismo en los niños.
  • Trastornos digestivos.
  • Cataratas.
  • Mayor excitabilidad.
  • Calambres musculares.
  • Caries y periodontitis.
  • Trastornos en la coagulación sanguínea.
¿Y un exceso de Calcio?

Si por el contrario, tenemos un exceso de este mineral, también puede ser dañino y peligroso para nuestra salud ya que puede originar cálculos renales, es decir, acumulación de calcio en el riñón, además de hipertensión, vómitos, trastornos gastrointesinales...

¿Cómo es la asimilación del Calcio?

Nuestro organismo absorbe el Calcio en el Intestino, concretamente en el duodeno aunque también una parte puede ser absorbido en el colon.

Como ya sabemos hay algunos factores que pueden influir en la asimilación del Calcio, mejorando o empeorándolo.

La suplementación de calcio y vitamina D deben de ir ligadas ya que esta vitamina mejora notablemente su absorción.

Un Ph ácido o medio ácido mejora también la asimilación del Calcio, de ahí que se recomiende tomarlo junto a las comidas para aprovecharnos de los jugos gástricos.

La lactosa es otro de los factores que influye en cuanto a su asimilación. Los productos lácteos y sus derivados son la mejor fuente de este macromineral por este motivo.

Uno de los minerales más importantes en cuanto a la asimilación y trasporte del Calcio es el Magnesio. Actúa sinérgicamente con la Vitamina D.

Pero en cambio, como hemos dicho, también existen factores que influyen negativamente a la hora de que nuestro cuerpo absorba el calcio como:

  • Falta de vitamina D.
  • Fibra.
  • Comidas altas en grasa.
  • Medicamentos como diuréticos y anti-ácidos.
  • Diarrea.
  • Cafeína.
  • El envejecimiento.

¿Cuántos suplementos de Calcio podemos encontrar?

Tipos de Calcio
Carbonato de Calcio Calcio Coral
Citrato de Calcio Calcio D-Glucarato

El carbonato cálcico es uno de los más utilizados en la suplementación deportiva. Es alcalino y requiere de ácido estomacal para ser digerido y asimilado. De ahí que su consumo se recomienda junto a las comidas o un vaso de zumo de naranja.

En cuanto al Calcio Citrato es totalmente diferente al carbonato ya que es una molécula ácida y como tal, no necesita de los ácidos estomacales para ser digerido. Contiene menos calcio elemental que el carbonato por lo que las dosis suelen ser más grandes.

Cada vez está siendo más conocido el Calcio Coral por sus grandes propiedades. Es de origen marino, rico en calcio y otros minerales. Tiene efecto alcanilizante y por su contenido en Calcitonina, la asimilación es mucho más sencilla.

El Calcio D-Glucarato es de los menos conocidos pero eso no significa que sea peor que los anteriores. Es de los más utilizados en el ámbito deportivo puesto que estudios afirman que unos 35 mg por kg de peso puede mejorar los niveles de testosterona libre, un factor esencial para el crecimiento muscular. Tiene un gran efecto desintoxicante.

Este tipo de calcio también puede ayudar a eliminar el exceso de estrógenos tanto en mujeres como en hombres además de inhibir la aromatasa.

¿Por qué hay suplementos de Calcio + Magnesio + Vitamina D?

Si vemos toda la suplementación de Calcio que hay en el mercado, nos damos cuenta que muchos de los productos de calcio, están ligados con otros ingredientes, concretamente el Magnesio (Mg) y la Vitamina D.

Esto es debido por una parte porque con la presencia de la vitamina D mejoramos la cantidad de absorción del Calcio, mantiene un nivel adecuado de calcio en sangre y evita la perdida de este mineral a través de la orina.

Y por otra parte gracias al Mg podremos metabolizar mucho mejor estos dos nutrientes además de ayudar al organismo al proceso de transportación al torrente sanguíneo, a ayudar a las hormonas que de dedican a regular los niveles de calcio y a penetrar en el hueso y darle dureza. A parte de todo esto, también facilita la absorción de la Vitamina D.

La Vitamina D es necesaria para mantener el nivel adecuado de calcio en la sangre, incrementar la absorción del calcio de los alimentos y evitar una pérdida grande de calcio a través de la orina. Estas funciones mantienen el nivel de calcio en el cuerpo y evitan que éste recurra al calcio de los huesos, lo cual no es favorable.

Cualquier persona debería suplementarse además de con Calcio, con Vitamina D y Magnesio, sobretodo deportistas.

¿Cuál es la cantidad idónea de Calcio?

Cada país tiene unos niveles recomendadas, pero más o menos sus valores suelen estar entre 800-1200 mg. Que no haya un valor fijo establecido puede producir dudas y más aún si se le suma que la cantidad de Calcio que nuestro cuerpo puede asimilar va a variar dependiendo de los alimentos que proceda, de la edad o de la presencia de Vitamina D.

Por ejemplo, los adultos pueden absorber entre un 20% y un 40% del Calcio consumido, aunque este porcentaje puede mejorar con la presencia de Vitamina D. En el caso de niños, adolescentes y mujeres embarazadas o lactantes pueden llegar hasta el 60-75% de absorción.

Cabe decir, que con el paso de los años la absorción del Calcio empeora, por lo que una suplementación de Calcio en esas edades podría ser muy importante para evitar posibles enfermedades.

Si necesitas tomar suplementos, es mejor comenzar de a poco para que tu cuerpo pueda acostumbrarse. Tu organismo solo puede absorber 500 mg por vez por lo que se recomienda comenzar con una dosis diaria en la primera semana y luego agregar una segunda dosis diaria.

¿A quién va dirigido la ingesta extra de calcio?

  • Aquellas mujeres que se encuentran en el proceso de embarazo o periodo de lactancia.
  • Niños y adolescentes.
  • Aquellas personas que se medican de seguido con cortisona.
  • Personas diabéticas.
  • Hombres con más de 60 años y mujeres que pasen de los 45 años.
  • Todos aquellos intolerantes a la lactosa.
  • Personas veganas o vegetarianas.
  • Aquellos que sufren alergia al sol.
  • Personas que padecen osteoporosis.
  • Personas que siguen una dieta alta en grasas o proteínas.

¿Dónde podemos encontrar suplementos de Calcio?

En cualquier tienda especializada ya sea en un local físico o mediante Internet en el que encontrarás varias webs y tiendas online donde poder comprar suplementos deportivos,en este caso Calcio. Aunque desde nuestro punto de vista www.boteprote.com es la mejor opción, ya que te ofrece gran variedad de suplementos a base de calcio o combinado con vitamina D, magnesio o incluso Zinc, de gran calidad, económicos, y sobretodo con buena relación calidad/precio, con un excelente servicio y envío rápido/urgente.

En la categoría que tenemos de Calcio podrás encontrar lo que estas buscando en todo nuestro stock.

¿En qué precio están los suplementos de Calcio y Vitamina D?

En el mercado de la suplementación podemos encontrar el Calcio en diferentes dosificaciones, distintos tipos, con varios ingredientes combinados. De estos factores y de la marca que elijas dependerá el precio final. Nosotros te podemos ofrecer el Calcio desde 6,52€ hasta 29.90€.

Además, en nuestra web, tenemos una categoría dedicada a los productos que están en descuento, si accede al Outlet, podrá conseguir algunos productos realmente interesantes ya que puedes encontrar verdaderos chollos y gangas de última hora, con un precio más que barato con respecto a su precio normal.